jueves, 24 de enero de 2008

Declaración.


Chillán 23 de enero de 2008

La usurpación de tierras indígenas es un acto fundacional que se instauró con la llegada de los españoles al territorio americano, motivados por intereses propios de la codicia y la ambición de la acumulación de un incipiente capitalismo mercantil.

El posterior desarrollo de la conquista, la colonia y de la patria fue acompañado de un sistema capitalista que creció a pasos agigantados, expresado en grandes industrias que hacen usufructo de los recursos naturales y que, sin embargo, los habitantes de esas tierras son los que de aquellos beneficios de la modernidad no reciben ninguno.

El caso Mapuche en Chile no es distinto, el aislamiento de los territorios, la construcción de un “otro” bajo prejuicios y la delineación de un sistema bajo un paradigma jurídico heredado de una dictadura militar no son las mejores condiciones para entablar un diálogo justo y democrático (si es que a esta altura tenemos democracia).

La ciudad de Chillán tiene la posibilidad, hoy, ver de cerca el conflicto indígena, palpar un movimiento que ha suscitado en los medios institucionales gracias a la huelga de hambre de más de 100 días de Patricia Troncoso y la muerte de Matías Catrileo, este último asesinado en el sur de nuestro país.

Pero sabemos que esto no es algo de moda y que no es un capricho como el de la presidenta al hacer oídos sordos sobre la vida y la cultura de quienes, cuando le conviene, son “chilenos”.

“Chillán se activa” quiso estar presente y ver de cerca el movimiento. Constatamos el cansancio y los múltiples abusos represivos de carabineros con la gente que acampa a las afueras del hospital Herminda Martín, de Chillán. Apenas con dos carpas y una instalación ambulante para cocinar y hacer sus tareas diarias, la gente que viene de diversas partes, de a poco se acomoda para seguir con la lucha que a pesar de estar agotados la moral se mantiene por una causa justa y noble.

Además, hacen un llamado para que acompañen esta causa, ya sea con las marchas, acompañando afuera del hospital o ir a dejar víveres y alimentos como pan, arroz, tallarines, verduras, agua, azúcar y mate, siempre va a ser necesario, la comida y el mate jamás están de más.

El hecho de tener el conflicto indígena puesto en la palestra de nuestra ciudad es un hecho histórico, además de un honor, esta es la oportunidad de poder hacer sentir nuestra molestia por tales atropellos a una cultura que por derecho siguen peleando y así será otros 500 años, si es necesario.

Atentamente

F.V.S.

CHILLANACTIVO.

1 comentario:

pelao dijo...

hola amigos, soy uno de los tantos que solidarizan con el publo nacion mapuche, considero que el aporte que hace este espacio ayuda a que nosotros los mas desposeidos tengamos acceso a un medio de comunicación sin tener que pasar por el filtro maldito que tergiversa la información con el fin de enlodar una causa tan justa como es la de los mapuches, gracias al amigo que escribio este articulo y gracias a todos los que apoyaron a la chepa ya que con la fuerza de todos losgramos que ella no se muriera de hambre y que fuera escuchada despues de 112 dias de huelga.
Ismael Vega Cabrera
militante de Inquietando Desde el margen- Antofagasta