lunes, 14 de mayo de 2012

Terminación del Teatro Municipal de Chillán, en espera desde 1943.


Lo que hasta hace unas décadas parecía un sueño para la ciudad, comenzará dentro de los próximos meses a tomar forma. El Teatro Municipal está a un paso de concretar lo que no pudo por más de 70 años, ser terminado y albergar los espectáculos que en 1941 quedaron sólo en la mente de los arquitectos que participaron de la creación de la obra gruesa, más conocida hoy como elefante blanco.

Pero eso no es todo, ya que la nueva y remozada estructura funcionará bajo el alero de una Corporación Cultural Municipal que tendrá la responsabilidad de dotar a la ciudad de nuevos espacios y nuevas expectativas en materia artística.

Esta semana se produjeron varios anuncios. El primero dice relación a la inminente aprobación de los recursos para comenzar las obras , que alcanzan los cuatro mil millones de pesos. El viernes, el intendente Víctor Lobos recorrió las instalaciones y prometía amarrar los recursos del proyecto que forma parte, desde el 2011, del Plan Bío Bío, un acuerdo presidencial que Sebastián Piñera lanzó el año pasado, por lo que la aprobación de las platas por parte del Gobierno Regional se trataría de un trámite de fácil factura.
En la visita del intendente a las instalaciones a medio terminar, también estuvo presente el consejero regional Juan Francisco del Pino, quien lo hizo en su calidad de presidente de la Comisión de Cultura del Gobierno Regional. Un impulso para las autoridades locales y un espaldarazo al proyecto, en el que también ha participado de cerca el Consejo Regional de la Cultura y las Artes,  a cargo de Juan Eduardo King.

A continuación, las ocho claves que marcarán el devenir tanto del nuevo edificio como a la Corporación Cultural que tendrá a su cargo administrar el espacio.

 

1.- Infraestructura de primer nivel
Los trabajos en el Teatro Municipal se extenderán por más de un año y se espera que al cabo de los plazos, la ciudad pueda contar con una estructura que recupera la idea original de los arquitectos que la comenzaron en 1941. Lo que se pretende es renovar el sistema eléctrico, de calderas, y sanitario; además de conservar la tercera tribuna y realizar las terminaciones al edificio entero, considerando los pisos, los cielos y los elementos que debe contener como las butacas y otras especificaciones. Para el teatro se proyecta un escenario principal, un sistema de parrillas y puentes, un área técnica teatral para el escenario, bodegas, camarines, cabinas de control, entre otros. Para el foyer (entrada) se consideran recepción, boletería, sala de informaciones, cafetería, guardarropía y servicios higiénicos.

2.- Teatro no es igual a centro cultural
El Teatro Municipal es una parte del proyecto y el Centro Cultural Municipal es otra. La primera albergará físicamente a los espectáculos artísticos, culturales y sociales que la corporación permita. En cambio, el concepto de Centro Cultural es mucho más amplio y dice relación con los espacios que los artistas y gestores culturales de la ciudad requieren para llevar a cabo sus actividades. El Centro Cultural se ha planteado físicamente en la calle Herminda Martín (Liceo Vida Nueva y otras instalaciones) y considera salas de ensayo y de conferencias.

3.- El papel de los gestores y la profesionalización del Plan de gestión
No sólo las autoridades (encabezadas por el alcalde Sergio Zarzar) han participado del proyecto. También lo han hecho diferentes artistas y gestores, quienes han resaltado desde sus distintas especialidades, las necesidades que posee la ciudad en materia cultural. Para la elaboración del Plan de Gestión Cultural, que implica las indicaciones para el proceder de ahora en adelante, se contrataron los servicios del gerente de la Corporación Artistas del Acero de Concepción, Arnoldo Weber, quien entregó un documento de 200 páginas con los alcances más importantes del plan general.   

4.- Corporación sin fines de lucro
Tanto el Teatro como el Centro Cultural dependerán de una Corporación Cultural sin fines de lucro. Ésta entidad garantizará el funcionamiento de ambas aristas, creará una política de gestión que contenga un plan anual de actividades y un plan de producción para llevarlas a cabo, es decir, para financiarlas. Además, tiene la misión de formar alianzas estratégicas con organismos e instituciones de carácter público o privado para fomentar la actividad artística. Según fuentes ligadas al proyecto, la creación de esta corporación comenzará su camino esta semana y finalizará con el envío de los antecedentes al Ministerio de Justicia, ente que deberá aprobar o rechazar la petición.  

5.- Estatutos y sus socios
La Corporación Cultural Municipal deberá regirse por estatutos. El Plan de Gestión contiene los estatutos y entre algunos puntos destacan que tendrá socios activos aceptados por el directorio. Podrán participar con su voz y voto en las juntas generales. El estatuto también contempla socios cooperadores, cuya misión básicamente es aportar con recursos económicos para el sostén de las actividades. Asimismo, se contemplan socios honorarios, cuya principal misión será aportar con ideas desde su mirada cultural profesional. El directorio, por su parte, estará compuesto de siete personas. El alcalde de turno debe asumir la presidencia. Existirán dos directores nombrados por el municipio y los socios deberán elegir a cuatro de sus integrantes.  

6.- el organigrama del centro cultural
El ente que estará velando por los intereses locales de gestores y artistas, también está ordenado bajo un organigrama. Lo preside el director ejecutivo y le siguen un jefe de comunicaciones, un director de difusión y extensión, un director de administración, un director de docencia y un director de museos. El primero deberá planificar, dirigir, coordinar y supervisar las acciones de su equipo de trabajo y ejecutar los proyectos locales. Para esto se han definido cuatro áreas de acción de las cuales deberá estar pendiente el Centro Cultural con el fin de potenciarlas. Éstas son: artes escénicas, visuales, musicales e integradas.

7.- Curador experto
Un curador de sala de exposiciones es uno de los requisitos que contiene el Plan de Gestión Cultural de la ciudad. Se requiere una persona que sea capaz de evaluar los valores éticos y estéticos de las exposiciones que se montarán en las instalaciones del Teatro Municipal. Otra de las propuestas dice relación con un coordinador de programación, quien deberá velar por un programa acorde a los objetivos institucionales y gestionar de buena forma los recursos. Ambos cargos dependerán del gerente del Teatro Municipal, otro cargo que se creará.

8.- Financiamiento
La Corporación Cultural tendrá un financiamiento basado en aportes municipales, postulación a fondos públicos y privados y en el arriendo de las dependencias del Teatro Municipal y Centro Cultural. También se consideran entradas por concepto de venta de tickets, patrocinios regionales, nacionales e internacionales, además de la Ley de Donaciones Culturales. Según quienes elaboraron el Plan de Gestión, todo debería funcionar con 925 millones de pesos anuales.

Publicado en Diario La Discusión (13 de Mayo de 2012)

No hay comentarios.: