martes, 5 de agosto de 2014

Un parque para Chillán ... que aún no crece

En el año 1898 Juan Schleyer adquirió muchas tierras en el sur de Chile, dedicándolas a la agriultura y vitivinicultura.
Por problemas de salud, don Juan solía acudir a las termas de Chillan, estableciendo en esta ciudad su residencia.
En escritura pública con fecha 14 de septiembre de 1929, se donan 9 hectáreas de la hacienda Huambalí, en Chillán. Se desea honrar la memoria de don Juan Schleyer Brandt, y de propender al progreso y embellecimiento de la ciudad de Chillán.
El terreno debía destinarse exclusivamente para la formación de un parque, el que se denominaría “PARQUE JUAN SCHLEYER. En dicho parque, se contaría con espacios especiales para exposiciones industriales y agrícolas. La donación comprendía derechos de aguas para el mantenimiento del parque, provenientes de canales de Cato y Ñuble.
El terreno estaba comprendido por dos retazos separados por la calle Palermo. Su precio era de 70 mil pesos, en esa época. El terreno contaba con una laguna.
Esta donación era una manera de agradecer la buena acogida de Schleyer en tierras chillanejas donde desenvolvió sus actividades desde los primeros años de su permanencia en el país. 
La donación tenía la condición de no vender ni enajenar los terrenos. Si en el plazo de dos años no se construía el parque, los terrenos debían devolverse a los herederos.
El año 1969 la Municipalidad de Chillán cambió el uso del suelo y loteó los dos retazos. Dona 77 lotes a los residentes de áreas de emergencias (pabellones).
El 2004 se realizó la venta de los pabellones. La familia se opone a la venta durante alcalde Bernuchi.
A la fecha, el Parque no existe y gran parte de los terrenos donados con ese fin han sido destinados a uso habitacional.
Sin embargo, la Familia Schleyer quiere concretar la creación de este importante y necesario parque.
Actualmente, se realiza una campaña on line de recolección de firmas de apoyo para presentar a la Presidenta Bachelet una solicitud de recursos estatales para la construcción del parque Juan Schleyer Brandt, de Chillán.

Puedes firmarla en

Más información en

Fotografía: Don Juan Schleyer Brandt, publicada en parquejuanschleyer.cl

1 comentario:

Sonia dijo...

Muy agradecida de vuestra publicación. Y esperamos vuestro compromiso para esta causa tan justa y reparadora para una ciudad que, por negligencia de quienes le administraron por décadas, quedó en deuda con la familia Schleyer y descendencia. Gracias a este olvido consciente, Chillán se quedó sin un gran pulmón verde, tan necesario, y que la tiene contaminada y, ha sido declarada una de las tres ciudades más contaminadas de Latino América.