miércoles, 24 de junio de 2020

Más de 9 mil libros han sido descargados en Ñuble desde la Biblioteca Digital Escolar

En la Biblioteca Digital Escolar (BDE) están disponibles más de 11 mil contenidos tanto para estudiantes como los demás miembros de la comunidad educativa, herramienta que ha sido de gran utilidad en este periodo.
Durante la suspensión de clases presenciales decretada en todos los jardines infantiles y establecimientos educacionales del país a consecuencia de la pandemia de COVID-19, uno de los recursos que ha reforzado el Ministerio de Educación para potenciar el aprendizaje remoto es la Biblioteca Digital Escolar.
La “BDE” nació bajo el marco del programa Leo Primero y del plan “Aprender a Tiempo”, con el objetivo que los niños adquieran siete habilidades básicas al pasar a tercero básico.
Actualmente la plataforma tiene un alcance a nivel nacional con recursos para todos los estudiantes del país, desde Prekinder hasta 4to medio, con más de 11 mil contenidos digitales.
Posee un perfil escolar para cada estudiante y miembro de la comunidad educativa, los que pueden acceder a libros digitales de forma gratuita y que se pueden encontrar según curso recomendado, autor, título, temáticas, asignatura.
A nivel nacional, desde el lanzamiento de la plataforma en diciembre de 2018 hasta el 31 de mayo de este año, se realizaron 233.672 préstamos de libros y sólo durante el 2020 se han generado 174.702 préstamos en total.
Durante el 2019, el promedio de textos prestados por día, durante los meses de marzo, abril y mayo fue 389 libros, mientras que, en el mismo período del 2020, meses que coinciden con la suspensión de clases producto de la crisis sanitaria que afecta al país, esta cantidad aumentó a 1.840 préstamos diarios.
Al respecto, el Subsecretario de Educación, Jorge Poblete, señaló que “A través de la Biblioteca Digital Escolar (BDE) del Ministerio de Educación, se han solicitado más de 230 mil préstamos de libros a estudiantes desde prekinder hasta cuarto medio y durante el período de suspensión de clases, el promedio diario de préstamos de libros es casi cinco veces mayor que en meses regulares, pasando desde aproximadamente 380 a más de 1.800 préstamos diarios”.
En la Región de Ñuble desde el lanzamiento de la plataforma en diciembre de 2018, al 31 de mayo de 2020, se han realizado 9.258 préstamos, ocupando el noveno lugar a nivel nacional en cantidad de textos descargados por región.
“Sin duda que la Biblioteca Digital Escolar es una plataforma valiosa para los estudiantes, docentes y miembros de las comunidades educativas de nuestra región. Tenemos testimonios de establecimientos que la están utilizando para sus clases remotas de manera constante, permitiendo que los estudiantes desde sus casas accedan a material de estudio, novelas y otros textos que apoyan sus aprendizajes y potencian un hábito tan importante como es la lectura”, indicó el Seremi de Educación, Daniel San Martín.
Respecto a los libros más utilizados por los estudiantes en la plataforma, nivel nacional los 3 libros más descargados corresponden a “Los Simpson. La historia familia” de Matt Groening, “Papelucho” de Marcela Paz y “El Principito” de Antoine de Saint Exupéry, mientras que en la Región de Ñuble el top 3 está conformado por “El Principito” en primer lugar, “Los Simpson. La historia familiar” en segundo y “Guillo el Gusano” de Christianne Jone en tercer puesto.
Rayén Hernández, estudiante de 8vo básico del Liceo Bicentenario de San Nicolás, ha utilizado la plataforma para descargar algunas novelas como "El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde"; de Robert Louis Stevenson. “Mi mamá escuchó de la BDE y me dijo que me metiera. Ha sido súper bueno, porque he podido ir leyendo un poco todos los días sin tener que conseguirme los libros con otras personas ahora que no puedo ir a mi colegio”, señaló.
La Biblioteca Digital Escolar (BDE) está disponible para todos los directivos, docentes, estudiantes y funcionarios de establecimientos educacionales municipales, particulares subvencionados, administración delegada y dependientes de servicios locales de educación del país.
Para más información, ingresar a https://bdescolar.mineduc.cl

martes, 23 de junio de 2020

Racconto estrena documental sobre la población Santa Elvira de Chillán

La investigación aborda distintos aspectos patrimoniales del barrio, en un compilado que se estrenará por youtube. Para el futuro, el equipo quiere rescatar otros barrios emblemáticos de distintas comunas de Ñuble.
Justo para el 26 de junio, día del aniversario de Chillán, el equipo audiovisual Racconto prepara su estreno en sociedad. Este grupo está compuesto por Richard Pincheira Aedo, Paulo Lara Venegas y Catalina Garcés Rondanelli.
A partir de una investigación en torno a la población Santa Elvira, generaron un documental de 17 minutos, en que repasan desde su fundación hasta las condiciones actuales del barrio.
Debido al distanciamiento por la pandemia, el estreno de “Santa Elvira, un arroyo de historias” será a través del canal youtube Racconto Ñuble, a las 22:00 horas del 26 de junio. En sus redes sociales este grupo ha liberado adelantos que elevan las expectativas del estreno.
Richard Pincheira Aedo es el director de la agrupación. Con mucho orgullo, narra que este trabajo contribuye a fortalecer el valor patrimonial de los barrios en Chillán, pues la elección de esta fecha para su estreno es un homenaje que Racconto hace a la ciudad, en su 440° aniversario.
“Nosotros nos propusimos investigar, conocer a la gente que ahí vive, conocer sus orígenes y cómo eso ha generado que este barrio hasta hoy día conserve un rico patrimonio. Es un trabajo que contó con el apoyo de la gente de la Santa Elvira y agradecemos mucho que nos hayan permitido entrar a sus casas, conocer las historias de sus familias, de sus vidas. Como equipo, creemos que en Chillán y en Ñuble hay muchas historias que requieren ser investigadas y difundidas, entonces éste es un primer paso en esa búsqueda”, declara.
El nacimiento de Racconto Ñuble es una excelente noticia para el mundo audiovisual de Chillán. Así lo patenta Sixto Valdés, director de Cine The Oz, quien brinda un enorme respaldo a esta iniciativa. Valora mucho haber generado la instancia para el origen de este grupo, e incluso respalda la exhibición de este documental y los próximos que vengan.
“Yo creo que a toda la comunidad regional, a quienes trabajamos y a quienes no en el área  cinematográfica o audiovisual, nos pone muy felices y que se le dé ese foco. Sobre todo viniendo de personas que conocemos de hace mucho tiempo y sabemos lo profesionales y creativos que son. Que hayan podido concretar una obra que pone en valor un sector de nuestra ciudad y de la región es muy importante para partir. Esta organización va a tener también, creo, un excelente potencial, porque quienes componen Racconto son personas que ya han trabajado por mucho tiempo en esto y ahora vienen a concretar lo que han hecho, en una organización más formal”, destaca.
Sus orígenes
Estos tres cinéfilos coincidieron en un Taller de Cine Patrimonial, que impartió Fundación Hojalata en enero de 2019. Un trabajo grupal en ese entonces, estableció los primeros lazos entre los participantes. La primera versión de esta apuesta se exhibió en la pantalla gigante del Cine The Oz.
Meses más tarde, Racconto siguió en sus pesquisas y al cumplirse un nuevo aniversario del terremoto de 1939, lo exhibieron ante la comunidad de la población, en enero de 2020.
Con el paso de los meses y el confinamiento por el Covid-19, Racconto mejoró el material y ahora debuta oficialmente, claro que con mayor proyección. Buscan recopilar más historias de barrios emblemáticos, ya no sólo de Chillán, sino también de otras comunas de la región.
“Queremos justamente seguir recolectando información, recopilando antecedentes, porque hay muchas historias en Chillán y en Ñuble como región, que a nosotros nos interesan. Eso es lo que buscamos en Racconto: queremos ser las memorias de Ñuble”, comenta la periodista Catalina Garcés Rondanelli.
La grabación de “Santa Elvira, un arroyo de historias” se sustentó en conversaciones con vecinos de la población. Ellos abrieron las puertas de sus casas y se logró una fuerte conexión. Incluso en la etapa de post-producción, siguió el lazo con las fuentes, que esperan con ansias el estreno masivo.
En tanto, el proceso de montaje y edición estuvo a cargo de Paulo Lara Venegas, quien desarrolló una selección meticulosa entre las imágenes, pues todas son muy valiosas.
“Mi principal aporte acá fue el montaje, con que se le da realce a la idea que se quiere destacar. Por otro lado está la edición, que básicamente es la corrección de algunos parámetros, con los que se puede mejorar el aspecto y el audio. Ojalá que esto sirva de inspiración para otras personas que quieran hacer videos similares de su comunidad”, invita.
En las redes sociales, esta agrupación es @raccontonuble, tanto en facebook como en twitter e instagram.
Texto: Catalina Garcés Rondanelli


martes, 16 de junio de 2020

Municipio de Chillán habilitará esperado espacio para Museo de Ciencias Naturales

Fue el principal sueño del profesor normalista Pedro Ramírez Fuentes para promover la ciencia y la naturaleza. Luego de varios procesos administrativos desde 2017, el municipio avanzará hacia la habilitación del Museo de Historia Natural de Chillán, gracias a los recursos derivados de un convenio establecido con el  Gobierno Regional del Biobío antes de la creación de la Región de Ñuble.
El objetivo del proyecto es dotar de un nuevo espacio especialmente acondicionado para la exposición de una serie de especies de entomología, mineralogía, malacología, líquenes, arqueología, zoología, paleontología y frascos de colección húmeda, que fueron donados en vida al museo que funciona desde el 29 de septiembre del año 2004, en el segundo piso de la Biblioteca Municipal.
El origen de este museo se remonta a comienzos de siglo. El fallecido profesor Ramírez fue un autodidacta de la ciencia, lo que lo motivó a promover en la comunidad, la curiosidad y el descubrimiento de la naturaleza a partir de sus variadas colecciones.
Además por su labor como creador, curador y director del Museo de Ciencias Naturales de Chillán  recibió en el año 2011, el Premio Educa-UBB, otorgado por la Universidad del Bío-Bío por su aporte sociocultural; y en junio de 2013, durante la conmemoración del 433º aniversario de la fundación de Chillán, el Concejo Municipal le otorgó una distinción especial por su destacado aporte y entrega ciudadana.
Por estas razones, el municipio desarrolló este proyecto que corresponde a la primera etapa de la habilitación del museo, con una inversión de aproximadamente $ 60 millones, la que considera obra gruesa, instalaciones sanitarias y eléctricas, entre otros trabajos.
Desde la Secretaría de Planificación (Secpla) indicaron además que la habilitación del museo se realizará en la vivienda de la antigua casa del director del Liceo Narciso Tondreau, ubicada en la calle El Roble 302. El proyecto considera una sala de conservación, una sala de exposición, una sala de administración, bodega y baños.

Profesionales de UBB inician Campaña en Apoyo al Alto Biobío

Esta comuna, ubicada en la cordillera de la Región del Bío-Bío, es una de las comunas más golpeadas por el Covid-19 y se enfrenta además a las rigurosidades del invierno, lo que hace más complicado enfrentar el coronavirus y sus efectos sociales y económicos.
Ante ello, un grupo de profesionales de los Programas PACE y Tutores de la Universidad del Bío-Bío (Concepción), ha organizado una Campaña en Apoyo al Alto Biobío.
¿Qué puedo donar?
Para hacer efectiva la ayuda hemos dispuesto las modalidades de entrega directa en centros de acopio. En aquellos lugares, días y horas las personas podrán entregar: alimentos no perecibles, ropa de abrigo, frazadas, zapatos de invierno y/o aporte monetario.
Dada la situación sanitaria, de manera alternativa contamos con un sitio web (AQUÍ) para materializar sus aportes de manera virtual mediante transferencia bancaria. El reporte de lo recibido y recaudado, así como de su entrega será informado a las comunidades una vez completada la campaña.
En Chillán
El centro de acopio se ubica en Pasaje Jacarandá #740, Villa Los Jardines de Ñuble, Chillán.
La ayuda se recibe el jueves 18, martes 23 y jueves 25 de junio de 14:00 hrs a 16:00 hrs.
Contacto: David Garrido Benavides +56 9 78122955
Información y consultas a:
- Javier Toledo Márquez | Programa PACE UBB
jtoledo@ubiobio.cl | +56 9 4890 9961
- María José Espinoza | Programa Tutores UBB
mjespinoza@ubiobio.cl | +56 9 6244 1743

viernes, 12 de junio de 2020

Corporación Cultural de San Fabián realizó concurso de cuentos y poesías

Por iniciativa de la Corporación Cultural de San Fabián, el período de confinamiento estimuló a diversos escritores aficionados de Ñuble, que participaran en el concurso literario “La Tinta de Luz”.
Abril y mayo fueron los meses en que los postulantes debieron enviar sus cuentos o poemas, para competir en las dos categorías que se premiaban.
El jurado compuesto por integrantes de la entidad organizadora, deliberó resultados auspiciosos para creadores de distintas comunas. En poesía, el primer lugar fue para “Un sentimiento inexistente”, de Lilly Queen, mientras que el segundo puesto se lo adjudicó “Verde”, de Juan Francisco Pizarro. La mención honrosa fue para “Amor que duele”, de Catalina Garcés Rondanelli.
En tanto, en la categoría cuentos, el primer lugar fue para “El último viaje o el camino de la verdad”, de Ana Y. Ling. El segundo lugar, por su parte, se lo adjudicó Javiera Vallejos González, con “El sueño de la radio”. La mención honrosa se quedó en “El río y las rocas”, de José Fuentes Sanhueza.
Los resultados de esta competencia se materializarán en una ceremonia durante el segundo semestre, que debido a la contingencia, aún no ha fijado su fecha específica.
Gestión desde San Fabián
El título de este concurso corresponde a un homenaje que la agrupación brinda a la escritora Luz Montecinos, oriunda de San Fabián. El principal reconocimiento de estos organizadores es que las creaciones literarias aparezcan en la revista “Ñublería”, proyecto para el que la Corporación Cultural de San Fabián se adjudicó un proyecto Fondart. Serán cuatro tomos acerca de artistas de Ñuble.
David Quezada es el presidente de esta agrupación, que nació en febrero de 2018, con el fin de destacar la labor creativa de los artistas en la comuna. Profesionales de distintas disciplinas se han aliado con la misma finalidad.
“Somos de San Fabián y todos tenemos una faceta artística. Nos juntamos y quisimos hacer esta corporación para postular a proyectos y generar cosas que nos interesa hacer como artistas. Y además de nosotros, también generar instancias que den trabajo entre la misma gente de San Fabián”, sostiene.
Por otra parte, además de estas citas postergadas, la Corporación Cultural de San Fabián se adjudicó un proyecto para incentivar la actividad productiva de la comuna en estos meses tan complicados. En tiempos de pandemia lo denominarán “De la cordillera a la mesa”. 

jueves, 11 de junio de 2020

Proyecto fondart busca definir lineamientos para poner en valor el patrimonio del Conjunto Franciscano de Chillán

Templo antes del terremoto de 1939

Actualmente el Centro del Patrimonio Cultural UC, junto a la Corporación Patrimonio Franciscano y la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán, están ejecutando el proyecto Fondart “Puesta en valor Conjunto Franciscano de Chillán. Diagnóstico patrimonial, definición de criterios y lineamientos de intervención”, iniciativa ganadora del Fondart Regional 2020 y que tiene por objetivo generar los criterios y lineamientos para futuras acciones de puesta en valor del Conjunto Franciscano de Chillán y su patrimonio asociado, tanto material como inmaterial, tomando como base el diagnóstico de su estado actual, evolución y valores patrimoniales que encarna.

Proyecto original del Templo Franciscano

La materialización de esta iniciativa fue posible gracias al convenio de colaboración firmado por la Pontificia Universidad Católica, a través de su Centro de Patrimonio Cultural, con la Municipalidad de Chillán para preservar el patrimonio de esta ciudad; y también producto de la incorporación del Centro de Patrimonio a nuestra corporación. Es así que un grupo de académicos de las facultades de Arquitectura, Diseño y Estudios Urbanos y de Artes de la UC, junto a alumnas del Magíster en Patrimonio Cultural de dicho centro de estudios, sumado al apoyo de la Unidad de Patrimonio de la Municipalidad de Chillán, propusieron en 2019 desarrollar un proyecto de diagnóstico y puesta en valor para el Conjunto Franciscano de Chillán, idea que en este momento se encuentra en ejecución.
Imágenes preparadas por Dafne González, estudiante del Magister en Patrimonio Cultural UC.

Diferencias entre proyecto original y construcción actual

martes, 9 de junio de 2020

Primera convocatoria para el Consejo Consultivo del Medio Ambiente Regional de Ñuble


Por primera vez, los distintos sectores de la sociedad regional podrán debatir y pronunciarse sobre temas de relevancia ambiental.
Con el fin de acercar a la sociedad a participar en las políticas, planes, programas y acciones gubernamentales, la Seremi de Medio Ambiente de Ñuble, ha dispuesto desde hoy y hasta el 10 de julio, la invitación a participar en el nombramiento de integrantes del Consejo Consultivo Regional del Medio Ambiente de la Región de Ñuble (Periodo 2020-2022). Regulados por la Ley 19.300.
Los Consejos Consultivos tienen como objetivo integrar a la sociedad civil para debatir y opinar sobre los instrumentos o materias que sean puestas a su consideración en materia ambiental y junto al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad y el Cambio Climático, buscan profundizar y fortalecer la relación entre la sociedad civil organizada y el Ministerio del Medio Ambiente. Por esta razón, existen consejos en todas las regiones del país y a partir de este año 2020 habrá uno en Ñuble.
“Es la primera convocatoria para la formación del consejo consultivo en nuestra Región, y son estas las instancias para fortalecer la participación ciudadana en las problemáticas ambientales que tenemos en Ñuble.”, comenta Patricio Caamaño, Seremi de Medio Ambiente de Ñuble.
Mediante la publicación de la invitación a participar, se convoca a organismos a proponer representantes para ser considerados en la designación de los integrantes del Consejo Consultivo Regional del Medio Ambiente de Ñuble.
Los organismos convocados a participar son:
-Universidades o institutos profesionales establecidos en la región.
- Organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro, establecidas en la región, que tengan por objeto la protección o estudio del medio ambiente.
- Organizaciones empresariales de mayor representatividad en la región.
- Organizaciones sindicales de mayor representatividad en la región.
Los organismos interesados en ser parte de este consejo deberán presentar a sus candidatos hasta el día 10 de julio del año en curso, en la Seremi de Medio Ambiente de la región de Ñuble, ubicada en calle Vega de Saldías Nº645, Chillán. Para consultas puede llamar al teléfono 42 2454016.

sábado, 30 de mayo de 2020

Sector Valle Escondido de Chillán Viejo convertido en un basural


Vecinos advierten nula incapacidad de los propios habitantes del sector en dejar sus desechos el día que corresponde en los improvisados depósitos de basura que han implementado las personas que viven más cerca de los sectores de acopio y que han sido los principales afectados.
Un verdadero calvario están viviendo los vecinos del sector Valle Escondido de Chillán Viejo al verse enfrentados a un muy mal manejo de la basura que en los últimos meses ha triplicado su cantidad producto del confinamiento social que se ha producido, consecuencia de la Pandemia Covid 19.
Este lamentable hecho ha repercutido en una evidente proliferación de ratones en el sector que a simple vista se pueden observar escarbando en las bolsas que han sido reventadas por animales que merodean por este caserío.
Alejandra Rodríguez, vecina de Valle Escondido, considera que la mayor responsabilidad recae en los propios habitantes, no obstante considera que hay cierta responsabilidad de la Municipalidad quien no han monitoreado cómo viven los lugareños y cuáles son los problemas que los aquejan: la Municipalidad de Chillán Viejo ha tenido presencia en estos terrenos trabajando en soluciones de temas legales de acceso y derechos sobre estas tierras pero no se han pronunciado ni han intervenido en cuanto a otros tan relevantes como calidad de vida” sostiene la señora.
Rodolfo Saldías, Presidente de la Junta de Vecinos de Valle Escondido confirmó los hechos denunciados por los vecinos argumentando que “a esto debemos sumar la acción irresponsable de gente que aprovecha de traer basura de otros lugares y la botan en los caminos interiores o la acción de irresponsables sin corazón que vienen a botar perritos y gatos, acrecentando nuestros problemas. Hoy somos un albergue para animalitos sin dueño que vecinos nuestros de buen corazón recogen y se hacen cargo pero esto es algo de todos los días y a veces no damos abasto para tanto”, sostiene el dirigente vecinal.
Saldías comenta que hace más de 10 años se sabe de ellos “y cada año nuestra comunidad crece pero en condiciones muy precarias, con vecinos que tienen solo 50 litros de agua por persona cada día para todas sus necesidades, con extracción de basura 1 vez a la semana y solo en algunas partes, con drenes precarios en algunas fosas sépticas, entre otros problemas que evidenciamos”.
La vecina Magdalena Muñoz sostiene que “poco a poco el riesgo para la salud aumenta y esto lo saben todos, nadie puede decir que desconoce esta situación”.

Otro vecino que quiso reservar su identidad, consideró que “ojalá hubiera más frecuencia en la extracción de basura, necesitamos cooperación para recoger y adoptar animalitos que vienen a botar, que se instalen puntos de reciclaje; se puede hacer mucho, solo pedimos un poco de ayuda y nosotros nos hacemos cargo de lo demás”.
Rodolfo Saldías concluyó que “con nuestras fuerzas hemos pagado las conexiones de energía, con nuestro esfuerzo y sin subsidio compramos un lugar y construimos, con nuestro esfuerzo y sin subsidio mejoramos cada año nuestras viviendas, con nuestro esfuerzo y sin subsidio mejoramos nuestros caminos, con nuestro esfuerzo y sin subsidio seguimos progresando... Sólo pedimos una mano amable y cooperación, ya hemos hecho mucho y seguiremos haciendo más por la comunidad” concluyó.

Miguel Lagos Vargas
Periodista
Unidad de Comunicaciones
JJ VV Valle Escondido. Ch. Viejo

jueves, 28 de mayo de 2020

Gobierno impulsa proyecto que afectará ecosistema del río Diguillín en Ñuble


Por Francisca Valencia Valdebenito
Zapallar es un proyecto que contempla la construcción de un embalse de riego junto a sus obras anexas y complementarias. Considera una capacidad total de 80.000.000 m3 en condiciones normales. Según los objetivos planteados por el Ministerio de Obras Públicas (MOP) en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA), almacenaría recursos excedentes de invierno de los derechos eventuales otorgados a la Dirección de Obras Hidráulicas (DOH) para alimentar “nuevas áreas de riego”, en una cantidad de 10.000 hectáreas (ha) ubicadas en las comunas de El Carmen y San Ignacio.
El embalse estaría ubicado geográficamente sobre la angostura del valle del río Diguillín denominada Zapallar, 12 kilómetros debajo de la confluencia con el río Renegado, ambos pertenecientes a la cuenca del río Itata, en las comunas de Pinto y El Carmen.
El estudio fue encargado a la consultora MN Ingenieros-LEN Asociados. Se presentó en septiembre del año pasado y en noviembre del mismo año las autoridades del MOP se desistieron de él, tras las múltiples indicaciones realizadas por organizaciones medioambientales, ciudadanas y gubernamentales.
Sobre esto, el abogado especialista en Derecho Ambiental, Doctor en Derecho y profesor de la Universidad de Chile, Jorge Aranda, explica que desistirse de un proyecto es -dicho coloquialmente- retirarlo de su tramitación como procedimiento administrativo, y que esto puede realizarse por dos razones principales: bien para retirar el estudio definitivamente y no llevar a cabo el proyecto, o retirarlo para modificarlo y que no sea rechazado en instancias posteriores. Este último pareciera ser el caso, ya que en la zona se han presentado nuevos consultores para hablar e insistir sobre la iniciativa en los últimos meses, según cuentan algunas de las vecinas de la zona.
La fecha estimada de inicio de ejecución sería el 1 de diciembre de 2022. El monto de inversión sería $US 212.500.000, de acuerdo a lo que indica el EIA, que equivale aproximadamente a 175 mil millones de pesos chilenos.
Este proyecto vendría a ser complementario al mega sistema de regadío del canal Laja-Diguillín iniciado en la década del 90. Este en su momento se presentó como la solución contra una sequía cada vez más inminente, pero en los hechos terminó por dejar sin agua a muchos de los que prometió abastecer.
Un panorama que hoy miran con miedo gran parte de los vecinos de las zonas que serían afectadas por el proyecto embalse Zapallar, esto por lo ocurrido en el pasado en cuanto a la similitud de la iniciativa y sus promesas.
Peligros del embalse para el ecosistema de Diguillín
La zona donde está planeada la construcción de este embalse forma parte de una de las diez Reservas de la Biosfera declaradas por la Unesco en Chile: el Corredor Biológico Nevados de Chillán-Laguna del Laja, reconocida como tal desde 2011.
Estos territorios cuentan con el reconocimiento internacional y constituyen “sitios de apoyo a la ciencia al servicio de la sostenibilidad”, según la Unesco. Es decir, zonas especialmente designadas con objeto de probar enfoques interdisciplinarios para comprender y gestionar los cambios e interacciones de los sistemas sociales y ecológicos, incluidas la prevención de conflictos y la gestión de la biodiversidad.
Sin embargo, en la ficha documental “Chile: Corredor Biológico Nevados de Chillán Laguna del Laja”, confeccionada y publicada en 2011 por la Corporación Nacional Forestal (Conaf), se admite que en esta Reserva de la Biosfera se desarrollan proyectos de generación de energía, de riego y viales que tensionan su gestión sustentable. La construcción de un embalse no haría más que contribuir a esta avisada tensión en la sustentabilidad de la zona.
La Doctora en Ecología y Biología Evolutiva e investigadora de la ONG FIMA Fernanda Salinas, comparte este análisis: “Encuentro realmente insólito que el Gobierno esté presentando un proyecto como este. Si ni siquiera vamos a respetar las Reservas de la Biosfera que se declaran, realmente somos un país en el que podemos tener muy poca confianza, ¿verdad?”.
A lo anterior no hacen más que sumarse una serie de impactos medioambientales que repercutirían gravemente en el ecosistema del río y el terrestre. Aproximadamente tendrían que extraer 189,45 hectáreas del sector que corresponden a bosque de alóctonas asilvestradas y bosque de preservación -donde se presentan por lo menos dos especies en conservación, el naranjillo y el guindo santo-, además de gran parte del bosque nativo y terreno de plantación en las distintas áreas.
En entrevista con El Ciudadano la doctora Salinas profundiza en la materia: “Son especies que están amenazadas, que la ley prohíbe cortar y que, en el fondo, como país estamos obligados a conservar”.
Y añade: “En la medida que vamos destruyendo los hábitats de las especies que están amenazados, lo que estamos haciendo es incrementar su grado de amenaza. Lo mismo con los peces. Casi todos los peces de Chile de agua dulce están en categoría de conservación, esto es porque hemos alterado todos los cursos de agua, en mayor o menor medida”. La carmelita y el bagrecito son dos de las especies de peces nativos que se verían más amenazados por este proyecto en el río Diguillín.
Pese a que el estudio plantea soluciones como la “perturbación controlada o la relocalización”, la doctora Salinas reconoce que el éxito de estas actividades tiende a cero, siendo casi nulo. “Las especies que son trasladadas tienen supervivencia muy baja. Tal vez en términos teóricos funciona, pero en la práctica es distinto (…)”, advierte.
La especialista afirma que este compromiso “se hace para cumplir con algo que se exige, pero no tiene sentido biológico. Tan solo se incrementa el nivel de amenaza a la conservación biológica que tienen estas especies”.

Las aves serían otra de las especies amenazadas por este proyecto. Es el caso de la torcaza -que presenta una categoría de conservación de preocupación menor-, mientras que el concón y el pato cortacorrientes se encuentran en la categoría de casi amenazadas. Por su parte, el peuquito está ya en la categoría de “Raro”. Esto, sin contar una serie de anfibios y reptiles que tienen capacidad de movilidad baja.
Además, es un hecho documentado de manera sostenida, que los embalses generan una erosión del lecho del río aguas abajo de la represa, incluso en los deltas costeros.
En conclusión, se transforma completamente el hábitat conocido por un nuevo ecosistema artificial a partir de la construcción de un embalse, que produce un impacto en la flora y fauna nativas muchas veces irremediable, incrementando la vulnerabilidad y los efectos nocivos en los ecosistemas.
Así, el balance de la doctora Fernanda Salinas es rotundo: “La verdad es que todos los impactos ambientales son extremadamente adversos. Lo único positivo es que se van a generar zonas de riego aguas abajo. Pero hay expropiación, hay afectación del paisaje de un área que está protegida, del suelo y de la flora, de la fauna y de la fauna íctica. Entonces, si sumas y haces cálculos de los impactos, te das cuenta que es un proyecto que no debería hacerse, porque tiene más impacto negativo que positivo”.
En tanto, el citado doctor Jorge Aranda opina que uno de los problemas principales que existe en Chile con respecto a este tipo de proyectos es a nivel legislativo -la falta de prioridad que se les da en la agenda política-, donde pareciera que la protección de la biodiversidad es un tema continuamente postergado por los distintos gobiernos. “No se ha invertido en eso y tampoco se ha creado un servicio de biodiversidad y áreas protegidas que tendría que ser el llamado a hacerse cargo de este problema. Entonces, mientras no exista ese servicio, no hayan competencias claras, no sepamos bien cuáles son las categorías de protección, vamos a seguir así en Chile”, comenta.
Es decir, cada vez que se quiera crear un proyecto que afecte a un área protegida, tensione la biodiversidad y afecte un ecosistema determinado de alto valor, el problema seguirá repitiéndose.
Irregularidades y promesas
Antonio Riquelme es parte de la agrupación Somos Diguillín, formada en 2019 debido a la inquietud y oposición generada por la noticia de la reactivación de este proyecto, que se arrastra hace años. La agrupación, junto a varios vecinos de la zona, denuncian una serie de irregularidades con las que se ha llevado el proceso, para afirmar que este carece de licencia social y ambiental.
Según cuentan los vecinos y participantes de la agrupación, las irregularidades han viciado el proceso. Las faltas a la transparencia y rigurosidad se han visto reflejadas en distintos ámbitos: desde pasar a los terrenos de los vecinos sin pedirles permiso, presentarse sin credencial de identificación, amenazas de llamar a autoridades o a Carabineros; hasta hacer firmar documentos a adultos mayores que no tienen acceso oportuno a la información de esta iniciativa. Todo esto, bajo la frágil promesa de que todos van a tener agua; una promesa que, por lo demás, no tiene un sustento documental hasta la fecha.
“Yo incluso diría que la información que dan es sesgada. Ellos lo que quieren es informar siempre en el ámbito de la ambigüedad, pero ¿quiénes van a ser los reales beneficiados con este proyecto?… Nosotros hace poco, como agrupación, pedimos por Ley de Transparencia la información a la Dirección de Obras Hidráulicas. Resulta que todavía no hay una lista de gente beneficiada, pero ellos andan prometiendo agua a todo el mundo: ‘No, si usted va a estar en una lista’, les dicen. Pero en la realidad esa lista no existe en ninguna parte, la información que ellos entregan no tiene ningún respaldo”, fundamenta Antonio.
No ha habido consultas ciudadanas, el proyecto se ha llevado con una desinformación absoluta y carente de interés en lo que piensa la comunidad, que va a verse afectada por expropiaciones y disminución de agua en sus napas subterráneas, producto de este embalse. Así lo afirma gran parte de los vecinos de una de las zonas más afectadas, como lo es San Vicente Bajo, y Somos Diguillín, a quienes les preocupa la desprotección del río Diguillín y su ecosistema.
En tanto, el MOP y distintas autoridades de la Región de Ñuble muestran este embalse como un proyecto que beneficiará a los pequeños agricultores, que será la solución a la sequía y que tiene un amplio apoyo ciudadano, respaldo difícil de demostrar debido a la falta de datos y consultas ciudadanas.
“Son grandes empresarios agrícolas (los que serán beneficiados), pero todo ese crecimiento o ganancia no llegará a las personas… todavía existe esta forma latifundista, de familias que son dueñas de enormes predios, enormes fundos (…) pero esta gente no es visible. No es que esta gente esté hablando con la prensa, organice comités pro embalse, ¡no!, son otros los que se encargan de esa pega: medianos y pequeños agricultores son las caras visibles. Los grandes agricultores siempre están invisibles y esa también es una estrategia empresarial muy usada acá en Chile, el poder en las sombras”, agrega Antonio de Somos Diguillín.

Patricia Troncoso es una de las vecinas de la comuna de El Carmen, vive en la zona de inundación destinada por el proyecto, en San Vicente Bajo. A su terreno han tratado de entrar de distintas formas, con y sin su permiso. En una ocasión incluso hicieron firmar a su padre, un adulto mayor, un documento para darles acceso a su terreno a los representantes de la consultora. No le dejaron copia de lo que firmó y Patricia tuvo que realizar la gestión para que le devolvieran el permiso.
Nayadeth Quintana también forma parte de Somos Diguillín. Ella señala que, dentro de las múltiples observaciones que se hizo al proceso de evaluación ambiental, en general destacó la falta de especialistas que pudieran hacer indicaciones formales al EIA, ya que el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) no facilita ese recurso humano a estas pequeñas comunidades. “Es un punto super importante que igual daña a las organizaciones y a las personas que no quieren este tipo de proyectos, ya que no estamos en igualdad de condiciones”, enfatiza.
Nayadeth también acusa una especie de reciclaje de información del antiguo proyecto de embalse presentado en 2002, por la misma consultora, que no se ajusta a las necesidades y contextos específicos actuales. En ese sentido, explica que “por ejemplo, para el monitoreo del aire se utilizaba un proyecto anterior, Central El Campesino, que está super lejos, como a 60 kilómetros de distancia de lo que es el proyecto de embalse Zapallar”.
Otro tema importante es la falta de congruencia con respecto a la cola del embalse y a la cantidad de kilómetros que va a afectar. No aparece esa información clara en el estudio. Este punto es sostenido también por Patricia Troncoso, quien preguntó a expertos en distintas instancias y la información no siempre cuadraba. “En un informe aparecía un dato y en otro informe aparecía otro”, advierte.
Cuando Patricia y Nayadeth tuvieron la oportunidad de asistir a los aprestos que hizo el SEA, los expertos que se suponía debían manejar el tema del proyecto del embalse, no tenían claridad. “Por ejemplo, si les preguntabas por el caudal ecológico del río no sabían, y eso estaba indicado en el estudio. O sea que ni siquiera se estudiaron el proyecto para ir a explicarlo a la gente”, apunta Nayadeth.
Expropiaciones
Las superficies a expropiar para este proyecto se emplazan en una extensión aproximada de 6 kilómetros bordeando el río Diguillín, con una superficie tentativa de 503,5 hectáreas, damnificando a múltiples campesinos y vecinos de la zona.
“En general, cuando el Estado expropia, lo que hace es ir a Bienes Nacionales, y tiene que hacer una compraventa forzosa en ese caso, de interés público. Entonces, el Estado ofrece un precio. Pero se puede hacer un juicio para reclamar el precio y exigir un valor que corresponda a lo que realmente es. Lo que generalmente hace el Estado es ofrecer un precio menor al que sería el comercial. Ahora, el problema es que los juicios por expropiación pueden ser muy largos y desgastantes”, explica el doctor Aranda.
Victoria Rivas es vecina de San Vicente Bajo, y de llevarse a cabo el proyecto le expropiarían más de la mitad de su terreno. Ella se dedica a la crianza de animales a pequeña escala como actividad de subsistencia. Ha vivido ahí toda su vida, sus padres también son de allí: “Nos están obligando a irnos, porque nosotros no estamos vendiendo nuestros terrenos ni tampoco queremos irnos de aquí. ¿Cómo voy a tener una parte de terreno aquí? ¿La otra dónde la voy a comprar? ¿Qué hago con los animales?”, se cuestiona.
Victoria se encuentra en un estado constante de nerviosismo por la amenaza de expropiación. “No son transparentes. Cuando vienen a hablar con nosotros, hablan puras maravillas; que poco menos que nosotros vamos a quedar mejor que antes, pero esta no es la realidad. Nosotros podemos ver el agua correr, pero no va a ser nuestra, tiene derechos, derechos caros que no son de todos. Y así va a pasar con la tierra también”, advierte.
En tanto, Patricia es enfática en afirmar que, de concretarse el proyecto, San Vicente Bajo sería el más afectado. “Para mí San Vicente Bajo desaparece, porque las casas están a los pies del cerro, así que les quitarían las mejores tierras para subsistir”, concluye.
En marzo de este año retomaron las visitas al sector los nuevos encargados del estudio. Esta vez estará en manos de la consultora Gestión Ambiental Estratégica Consultores Ltda, quienes han verbalizado a algunos de los vecinos que planean poder ingresar el estudio en junio de este año. El pasado 7 de mayo, en mitad de la pandemia, los representantes pidieron reuniones pequeñas de cinco personas para agilizar el proceso, sabiendo la tendencia de la población adulta mayor en la zona y los riesgos a los que los exponen si los hacen salir.
En mitad de una crisis sanitaria mundial, pareciera que el proyecto del embalse Zapallar sigue siendo una prioridad para las autoridades de gobierno.
Por Francisca Valencia Valdebenito
Publicado en El Ciudadano.com
Imágenes: Agrupación Somos Diguillín

miércoles, 13 de septiembre de 2017

Estrenan en Cobquecura documental "Cobquecura, la defensa del mar"

Bajo la Dirección de Manuel López, en Cobquecura fue grabado el documental "Cobquecura, la defensa del mar". La cinta fue seleccionada en la Categoría Documental Regional en el FECILS 2017, Festival de Cine de La Serena, recibiendo mención honrosa.

El documental narra como la comunidad de Cobquecura ha reaccionado y se ha organizado en defensa de sus recursos naturales frente a la amenaza de la industria salmonera.

El domingo 17 de septiembre a las 19:30 hrs en el Salón Municipal será el estreno del documental en Cobquecura, gracias a la gestión del Comité de Defensa del Borde Costero de Cobquecura.

El documental permite conocer la organización de la gente de Cobquecura frente al proyecto de Inversiones Pelícano, que prentende instalar cultivos acuícolas en sus costas. En Octubre de este año (2017) se cumple el plazo que solicitó la empresa para responder las consultas, observaciones y realizar los estudios solcitados luego que presentara el proyecto de manera fraccionada (11 proyectos de cultivos acuícolas) y no como un solo gran proyecto, de manera de evitar la presentación de un Estudio de Impacto Ambiental, sino que solo Declaraciones de Impacto Ambiental por cada uno de ellos.

Recordemos que en junio de 2005 el casco histórico de Cobquecura fue declarado Zona Típica por el Consejo de Monumentos Nacionales. El año 1992, las formaciones rocosas El Islote, la Lobería y la Iglesia de Piedra fueron declaradas Santuario de la Naturaleza. Ambos datos reafirman parte de los valores que son defendidos por la gente de Cobquecura que, a través de este documental, nos enseña que el mar se respeta, se quiere y se defiende.

Trailer disponible AQUÍ

Texto: Richard Pincheira Aedo - Director ChillanActivo

domingo, 10 de septiembre de 2017

Científicos piden generar más estudios para proteger araucarias

Un grupo de científicos de la región de La Araucanía está generando acciones para que sea modificada la categoría de conservación de la araucana. Es decir, para que pase de ser una especie “vulnerable” a una “en peligro de extinción”. Esto luego de que se diera a conocer públicamente que el 93 por• ciento de los ejemplares se encuentra afectado por daños producidos, eventualmente, por agentes patógenos, lo que habría generado la muerte del 5 por ciento de la población.

El cambio de categoría depende del Comité de Clasificación de Especies, organismo en el que están involucradas entidades como Conaf, ministerio de Medioambiente y Sag, entre otros servicios. Actualmente ellos analizan el caso.

ZONAS AMENAZADAS
Científicos de la Universidad Austral de Chile han desarrollado diferentes estudios relacionados con el actual estado de las araucanas y han participado en reuniones nacionales con otros actores que analizan el tema. Rodrigo Morales, investigador del Laboratorio de Salud de Bosques y Ecosistemas y miembro del Comité de Bioseguridad de Bosque Nativo, realizó estudios en la cordillera de Costa y de Los Andes, abarcando un 90 por ciento de la zona de distribución de esta especie. Estas investigaciones fueron desarrolladas entre fines de 2015 y fines de 2016.

Indicó que se detectó que los daños se encontraban limitados a áreas muy específicas. Por ejemplo en el Ralco, en la región del Biobío. Ahí observaron que la zona más puntual afectada corresponde a bosques puros de araucarias ubicados en un sector plano, con suelo arenoso de baja capacidad de retención de agua, donde los árboles -especialmente las ramas- fueron susceptibles a daños en sus hojas por hongos e insectos endémicos. Sin embargo, en el mismo sector pero a mayor altitud, observó rodales de araucarias vigorosos, con follaje verde y sano.

Agregó que se pudo ver una situación similar en el Parque Nacional Villarrica, donde hace más de una década se ha detectado secamiento foliar• -aunque con baja mortalidad- en plantas jóvenes creciendo sobre suelos delgados, desarrollados sobre antiguos flujos de lava y arena volcánica.

En otros lugares los bosques de araucarias presentaron buena salud, como la zona de Caramávida y Nahuelbuta, en la cordillera de la Costa, y lblhuaca-Malleco, Lonquimay, Icalma y Reigolil, en la cordillera de Los Andes.

Rodrigo Morales explicó que “como estamos pasando por la década más seca de los últimos 50 años, las araucarias que se encuentran en los sectores más restrictivos se ven más afectadas y debilitadas. La capacidad de retención de agua de los suelos es muy importante respecto al estrés que pueden sufrir las araucarias, ese es un factor clave. Pero la araucaria se está viendo mayormente deteriorada en focos determinados, con condiciones particulares, no en toda la distribución”. Indicó que, además de la sequía, existen otras presiones, como la intervención del hombre, la presión del ganado y de especies vegetales exóticas, la erosión del suelo y la recolección del piñón.

El académico indicó que “desde el punto de vista de la salud del bosque de araucarias, hablando desde la parte sanitaria, la especie no debería estar en peligro de extinción porque son sectores puntuales los afectados. Ahora, creo que lo primero que hay que hacer es un estudio de factibilidad científica y técnica para verificar si realmente compete el estatus de extinción. Ese estudio debe ser hecho por un equipo multi-disciplinario de gente que trabaje en la parte pública, privada y en las comunidades. Lo más importante es continuar investigando esta especie”.

CRITERIOS
Otro de los científicos de la Universidad Austral que han desarrollado estudios relacionados con las araucarias es el ecólogo del Instituto de Ciencias Ambientales y Evolutivas, Mylthon Jiménez, quien postuló la hipótesis de que debido a la sequía prolongada que ha afectado al sur de Chile las araucarias entraron en un periodo de “carbón starvation” o “régimen de hambre”. Es decir, que la planta no hace su proceso de fotosíntesis como es debido, lo que provoca que gaste sus reservas y no tenga carbohidratos para funcionar. Jiménez destacó que durante esta primavera recorrerá las zonas afectadas -las mismas que visitó durante la primavera pasada- para desarrollar más estudios y monitorear si los ejemplares se han recuperado del régimen de hambre o si la situación ha empeorado. Espera recorrer Nahuelbuta, Lonquimay, ‘calma, Conguillío y Villarrica. “Queremos ver si la situación ha variado con el cambio de régimen de agua que se ha registrado este año”, explicó.

Sobre el cambio de categoría de conservación, el investigador indicó que usando los criterios tradicionales cuantificables -cantidad de ejemplares existentes o tamaño de las poblaciones- las araucarias no entrarían en la categoría peligro de extinción. Sin embargo, Jiménez indicó que hay que sumar y estudiar otros criterios de amenaza. “Por ejemplo, hace diez años no pensábamos en los megaincendios forestales.

Hoy los tenemos en forma cada vez más frecuente en zonas donde hay araucarias y estas incluso han sido afectadas. Esto debería considerarse por lo que puede pasar en el futuro, porque todos los modelos-producto del cambio climático-predicen que estos incendios van a seguir ocurriendo. Además, tenemos al cambio climático por sí mismo. ¿Qué pasa si viene otro evento de sequía prolongada, van a aguantar las araucarias? Podría morir una población en particular. Si uno comienza a incorporar estos nuevos agentes creo que las araucarias sí deben ser declaradas en peligro de extinción. Sin embargo, hay que seguir haciendo estudios y un nuevo análisis del estado de conservación, reconociendo las nuevas amenazas”, argumentó.

Jiménez indicó que, generalmente, cuando se cambia la categoría de conservación se asocian programas de manejo y conservación. “En la práctica conozco pocos programas que funcionen y que sean efectivos. En Chile tenemos muchas especies en peligro de extinción y básicamente no hay ningún programa detrás de ellos. Hay esfuerzos de Conaf por identificar las poblaciones y mantenerlas bajo resguardo, pero no sabemos si hay programas de recuperación o propagación. Esto no suele traducirse en una política activa”, dijo.

PLAN DE MONITOREO
El senador Alfonso de Urresti también se encuentra desarrollando acciones para proteger la araucaria. En junio de este año el Senado aprobó un proyecto de acuerdo impulsado por el parlamentario en el que solicitó a la Presidenta Michelle Bachelet que instruya a los ministros de Agricultura, Medioambiente, Bienes Nacionales, Educación y Hacienda, además de la Conaf, a destinar recursos para diseñas’ e implementar un plan de monitoreo de la especie. El objetivo de su solicitud es que se realice un seguimiento permanente a su estado de conservación en el territorio y, también, que se pueda establecer períodos de veda de la cosecha del piñón, con cuotas por persona y con métodos regulados para no dañar el árbol, medida de la cual -indicó en el proyecto-“deben estar liberados los Pehuenches”.

Entre las razones para hacer esta solicitud, el parlamentario argumentó que actualmente, del total de 253 mil hectáreas de araucarias, solo el 48 por ciento de ellas se encuentra en áreas protegidas. También que los piñones, base alimenticia de los pehuenches en la alta cordillera, hoy pueden verse siendo ofrecidos a granel en los supermercados del país.

De Urresti además pedirá durante la discusión del presupuesto para 2018 que se genere una glosa especial en el Ministerio de Agricultura para financiar el plan de monitoreo y el resguardo de la araucaria.

PARA CONSIDERAR
“Si uno comienza a incorporar nuevas amenazas, corno los incendios o las sequías prolongadas, sí deben declararse en peligro de extinción”.
Milthon Jiménez Investigador Uach

“Corno estamos pasando por la década más seca de los últimos 50 años, las araucarias de sectores restrictivos se ven más afectadas”
Rodrigo Morales Investigador Uach

253 mil hectáreas de araucarias se distribuyen en dos regiones de Chile. Solo un 48 por ciento de ellas se encuentra en áreas protegidas.

75 por ciento de las araucarias que habitan el mundo se encuentran en Chile y el 25 por ciento restante están distribuidas en Argentina. El 97 por ciento se encuentra en la Cordillera de Los Andes.

4.500 hectáreas de araucarias fueron arrasadas durante el incendio del año 2015 en la Reserva Nacional de China Muerta, ubicada en la región de La Araucanía.

La Araucaria araucana es una de las especies más longevas del planeta, ya que cada ejemplar puede superar ampliamente los mil años de edad.

La araucaria fue declarada Monumento Natural en 1990 por DS N°43 de Agricultura gracias a la defensa que hicieron las comunidades Pehuenches frente a la amenaza de iniciativas de explotación .

La especie fue declarada “vulnerable” mediante DS n°51, de Segpres, de 2008.

Una especie amenazada es aquella que presenta problemas de conservación que significan un riesgo de extinción en el mediano plazo. Debe presentar al menos un 10 por ciento de probabilidades de extinción en 100 años.

Claudia Muñoz David

Publicado en Terram.cl